Toques de Reggae – Entrevista a Mariano Palacios

Palcast red de Podcasters



Daniel León: Hola a todos, bienvenidos a “Toques de Reggae”. Mi nombre es Daniel León y les doy la bienvenida a nuestro nuevo podcast en el que presentaremos tanto Mixtapes como entrevistas. Y en esta ocasión tendremos el placer y el honor de recibir a Mariano Palacios, cantante de Laguna Pai, quien nos estará contando su experiencia en la banda, como empezó en este género, además de otras vivencias y reflexiones.


Mariano bienvenido a “Toques de Reggae”, la verdad que es un placer tenerte acá estrenando el programa.


Mariano Palacios: Por favor, el placer es todo mío. Gracias por la invitación.


Daniel León: Comenzamos con la primera pregunta. ¿Por qué reggae?, ¿Cómo comenzaste hacer música? y en específico, ¿Cómo empezaste hacer reggae?, este género tan increíble.


Mariano Palacios: Desde niño me cautivo el reggae, el ritmo. De los primeros reggaes que escuche fueron de Bob Marley, Bunny Wailer, Peter Tosh y Alton Ellis, de los más antiguos.

El género me cautivó desde niño, incluso tengo una foto de niño, en una fiesta de Halloween, estaba en primaria todavía y mi mamá me hizo una peluca de rastas con lana.

Mi mamá sabía tejer y me disfracé de rasta, con un polo que medio me lo pinté y le puse con mi letra “Rasta”. Pero como que no entendía muy bien todavía de lo que era creo, pero había algo en ello que me había cautivado.


Si bien es cierto que siempre he escuchado todo tipo de música, siempre el reggae me ha generado algo bien particular en comparación con los otros géneros. Pero creo que lo que más llega con ese marco, ahora, lo que más me cautivó de la música fue el ritmo que tiene tres tiempos de cuatro, que yo creo que eso es algo mágico, que cautiva a cualquiera, porque el silencio tiene un protagonismo rítmico muy, muy especial.


Y lo otro fue la letra, el contenido, siempre también a mí me ha gustado el reggae más. No sé cual es la terminología exacta, pero si en la salsa, es salsa dura, creo que en el reggae también podría haber algo parecido y siempre me ha gustado ese tipo de reggae, el reggae que tiene contenido cultural, contenido social, contestatario.


Las letras de Bob Marley fueron las que más me cautivaron desde niño, desde chiquito desde que llegó el casete, hasta ahora me acuerdo. Recuerdo que fue uno de los primeros que escuché.


Entonces de ahí, cuando aprendí a tocar música, podía escuchar todo tipo de música, pero cuando agarraba la guitarra y hacía canciones sin pensar mucho en lo que estaba haciendo, me salían a ese ritmo. Entonces, como que es lo que me ha salido del reggae, y es el reggae a mi estilo. Yo soy consciente que no soy jamaiquino y no voy a tocar un reggae propiamente como lo hacen ellos.


Si no que es un reggae que lo he incorporado dentro de mi mestizaje y es lo que me ha salido. Pero creo que esas fueron las razones por las que he hecho el proyecto musical dentro de ese género.


Daniel León: Comparto mucho de lo que dices. Como muchos, creo que Bob Marley siempre es el iniciador, el que jala el reggae.


Mariano Palacios: Creo que es innegable que fue el mayor embajador del reggae. Si no fuera por Bob Marley creo que habría mucha gente que no hubiera escuchado reggae, y creo que en contenido lírico, al menos en mi opinión, Bob Marley. A mí siempre me ha gustado mucho la lírica, siempre desde chiquito, me aprendía las letras de las canciones, pero digo, o sea, no puedo evitar, hay gente que a veces le dices: “haz escuchado esta parte”, y te dicen: no, a ver. Yo no puedo evitar escuchar la letra, es algo que tengo como una maldición.


Entonces, las letras de Bob Marley para mí siempre han estado en un nivel bastante alto de precisión, de acierto. Son letras muy simples, pero muy precisas, muy bien hechas.


Creo que ese es el mérito que Bob Marley tiene y es por eso que se volvió el embajador del reggae.


Daniel León: Como tú dices, esta manera de decir las cosas tan simples. A él se le entendía todo el mundo, sus letras eran dardos. De verdad que es increíble.


Mariano Palacios: Hasta ahora las escuchas y siguen teniendo la misma precisión, la misma vigencia y te identificas de la misma manera.


Y hay una parte de la letra de la canción, una parte que la sientes como tuya, o sea que la entiende y la vives. Y es locazo esa habilidad que él tenía, porque eso es una habilidad.


Daniel León ¿Qué consideras tú?...Ya hemos hablado un poco de parte del mensaje. Pero en este caso musicalmente. ¿Qué características te parece lo más clave del reggae?, ¿Qué identifica más al reggae? Al menos para ti.


Mariano Palacios: En realidad siempre lo pienso y te soy sincero. Es como que por épocas que me pegó con algún detalle y por épocas me pego con otros. Pero para mí la base rítmica del reggae y el lenguaje de la batería me parece algo mágico; hay mucha gente que no lo capta, digamos a la primera. El lenguaje de base rítmica en general, no sólo de la batería, sino el lenguaje que tienen las líneas de bajo con la batería y con los mutes de la guitarra; la primera guitarra con la guitarra rítmica y con los teclados.


Entonces, se arma un ensamble que, ya sea que estén en shuffle o no, genera un ritmo. Algo más allá de un ritmo, es una sensación. No quiero entrar en detalles muy técnicos, pero es como que sientes una sensación única y es un ritmo que te mueve. Y a diferencia de otros géneros las líneas de bajo son melódicas. Hay mucha melodía en la base.


La melodía de la voz siempre coquetea con la del bajo, ese es un contrapunto bien interesante y creo que eso, o sea el aspecto rítmico del reggae, es una de las cosas que más nos gusta. Pero siempre, como te digo, me voy a los detalles.


La batería del reggae siempre me ha fascinado, incluso, cuando puedo, estoy en el estudio me siento un ratito y trato que me salga el patrón o me pongo a jugar con la batería porque me gusta la base rítmica del reggae, tanto del One Drop como otros patrones. Me parece muy, muy interesante.


Daniel León: Es increíble, ¿no? Como tú dices, para muchos pasa desapercibido porque pareciera que es simple.


Mariano Palacios: Es un diálogo. Están ahí, porque tienen algo de improvisación. El bajo y la batería están como jugando. Están en un “dame que te doy, que te sigo dando” alucinante. Y creo que eso es lo que le da una magia. Ahora, en realidad, a mí me gustan muchas cosas.


Los teclados también generan algo diferente, algo raro. Yo creo que se resume en lo que te decía en la respuesta anterior. El silencio es muy protagónico y el silencio de alguna manera es lo que hace que el ritmo tenga como una respiración. De alguna manera, es como un ritmo que respira y entonces te hace, como dices tú, entrar en un trance que tiene raíces africanas, tiene un poco de cosas más modernas y tiene un ritmo único, como muchos otros ¿no? pero tienes magia.


Daniel León: Es mágico, realmente. Y un poco yendo a la cuarta pregunta y como te comentaba, pues este podcast se llama “Toques de Reggae”. Entonces, ¿Cuál es tu toque de reggae preferido? En cuanto a instrumento.


Mariano Palacios: Mi función en la banda es de la segunda guitarra, bueno y cantar, a mí me gusta componer canciones. Pero digamos cuando estamos tocando, yo toco la guitarra rítmica. Porque es una cosa que me apasiona. La gente a veces no me entiende, porque yo me puedo quedar en un solo acorde tres horas y lo hago feliz, y me encanta.


Me encanta porque es un aprendizaje constante y requiere de mucho tiempo de práctica, de ese solo golpe. Entonces, eso me gusta mucho a mí, porque si bien es simple, pero es bien de artesano. O sea tienes que hacerlo muchas veces y vas entendiendo que tiene un sonido particular, y tienes que lograr ese sonido. Cada vez que agarras la guitarra, como que te demoras en llegar al sonido que tú quieres llegar, estas en una obsesión con el sonido porque dura tan tampoco, y lo esperas en el siguiente compás.


Tienes que mutear la mano izquierda tanto como la mano derecha, incluso tienes que soltar el muteo de la izquierda justo después que le das el golpe a la guitarra. Tienes que tener un sonido sin que tengas el efecto wha wha. En algún momento la resonancia es chak!, pero se corta ahí mismo. Entonces, tienes que mutearlo con la mano que das el golpe. Pero la mano izquierda también tiene un rol importante en el muteo y en la resonancia de las cuerdas, porque cuando aprietas el acorde y das un golpe, hay una coordinación de las dos manos que parece sencillo, pero en realidad no lo es.


Incluso cuando quieres hacer el patrón del chakin, y es en shuffle es mucho más difícil de lo que parece. Si estás acostumbrado a los ritmos Split o cuadrados, digamos que el chaka sería (Imita sonido) porque es lo que instintivamente te hace regresar el golpe. Pero con el shuffle (Imita sonido) ese es el segundo golpe, del regreso del rasgueo a veces es el que le da el shuffle. Cuando estás cantando y encima haces eso. Entras en un estado que es como una medicación para mí. Me gusta bastante, me gusta mucho.


De hecho es un género en el que tienes que escucharte mucho con la banda. Bueno, en realidad en todos. Al hacer golpes bastante rítmicos y al haber tanto silencio entre cada golpe que tienes que escuchar muy bien al hi-hat,, al teclado, porque la primera guitarra o alguna guitarra esta también haciendo los mutes o los arreglos de una primera, que también son rítmicos.


Entonces es un ensamble muy bonito, tienes que echarlos a todos y eso es mágico también cuando escuchas a todos y hay un silencio, entran todos en el sitio y es un género que para tocarlo es muy, muy rico.


Daniel León: ¡El chakin!... En verdad es un tema pues que da para largo.


Para conocer un poco más también de lo que tú vienes haciendo dentro del reggae. Coméntanos un poco de Laguna Pai, ¿qué proyecto has llevado con esta banda? que realmente ha demostrado ser una de las grandes bandas peruanas de reggae y que siguen sacando discos. La verdad que tienen unos shows en vivo que son espectaculares. Cuéntanos un poco de Laguna Pai.


Mariano Palacios: Gracias por esa introducción. Laguna Pai se formó, digamos, en el barrio de La Molina y su desarrollo fue bien natural. Siempre lo digo cuando me hacen preguntas respecto a como empezamos y todo esto. Lo digo de esta manera, porque no tengo una historia concreta de cómo empezamos.


Se fue dando, pero claro decir “se fue dando” ¿Qué es lo que significa?. Se fue dando en el sentido de que ni yo, ni Sandro, ni Pepe ni nadie tenía un plan muy definido de lo que queríamos hacer. Simplemente nos juntábamos a tocar porque nos encantaba tocar música y porque siempre uno busca con quien tocar música.


Entonces, nos empezamos a juntar, vivíamos cerca y bueno, así poco a poco fuimos encontrando nuestro sonido. Yo tenía unas canciones, las puse sobre la mesa, a parte comenzamos a tocar unos covers, y se fue formando un poco el ensamble, luego entró Pepe.


Era como una cosa más que nada terapeútica y divertida incluso, pero nos pasábamos un buen rato. Eso no quiere decir que no hayamos invertido mucho tiempo, ni mucha dedicación, más bien creo que es todo lo contrario. Cuando haces algo con esa espontaneidad y con esa pasión, creo que le metes mucho más trabajo y mucho más dedicación que cuando es algo que tiene otros intereses.


Entonces, de ahí nació el proyecto y cuando ya comenzamos a tener algunas canciones comenzamos a tocar para la gente y ahí recién fuimos empezando. Ya tenemos algo en qué trabajar, entonces, como que siempre estuvimos trabajando en esto, ahora vamos a hacer esto, en esto, seguimos haciendo canciones.


Poco a poco dejamos de tocar covers porque lo que quisimos siempre fue tocar nuestras propias canciones y siempre, digamos, que el único objetivo que se mantuvo desde el inicio hasta el final ha sido hacer la música de la manera más sincera posible.


Yo a medida que he ido creciendo, siempre supe que soy peruano y que tengo mi propia identidad y tengo mi propia historia.


Entonces, el proyecto comenzó a partir de cierto punto, que fue cuando nos dimos cuenta que teníamos una audiencia. Comenzó a cobrar también una identidad de proyecto social, porque había algo en todos nosotros que era algo común, que era tratar de lograr algún tipo de cambio o de generar algún tipo de conciencia respecto a unos temas, ya sean sociales, ambientales, espirituales o simplemente lo que nos nazca.


Pero siempre fue un proyecto más con una intención de expresar algo positivo, más allá del simplemente entretener porque nos gustaba tocar.


Daniel León: ¿Qué sentías? o qué sentían ustedes al conocer o al estar en un escenario abriéndole artistas tan grandes del reggae. Pero además, no sólo eso, sino que con un público que ya se estaban ganando, que se estaban aprendiendo sus canciones. ¿Cómo fue esa experiencia?


Mariano Palacios: Sí, bueno, esas experiencias la verdad que sí han sido muy, muy gratificantes. Es un aprendizaje increíble y son cosas que son las que te hacen decir que pase lo que pase, nadie me quita lo bailado. Pero sí, para empezar, muchas de las bandas con las que hemos tocado, gracias a la vida hemos tenido la oportunidad de compartir escenario con muchas bandas de reggae, porque aquí en Lima se armó una escena internacional. O sea, han venido casi todas mis bandas favoritas.


Hemos tocado en Israel Vibration, hemos tocado con Groundtion, con Culture, con The Gladiators, con Gregory Isaacs antes que fallezca, hemos tocado con Damian Marley, con SOJA, con Bambu Station, con Michael Rose, con los Migthy Diamonds, entre otros.


Son bandas que nunca me imaginé ver así. Yo no soy de esas personas que son así, fanáticos, que no se sienten cortos en ir y conocer. Yo soy un poco más como que me quedo observando no más, porque no los quiero molestar, siento que están de viaje, que son mayores en muchos casos.


Yo me acuerdo cuando venía la gente y se acercaban, todos se tomaban fotos con ellos, la producción, los amigos. Si se daba la oportunidad intercambiar un poco palabras y los saludaba o los ayudaba en algo, pero siempre observando y procesando eso.


Israel Vibration es una banda que he escuchado años de mi vida. Está en mi sound track personal de todas maneras, Gladiators también, Alpha Blondy.


Entonces, claro, como dices tú, de hecho, pues han sido experiencias ¡locazas! que yo creo que las proceso después, las asimilo después incluso, y la voy como que asimilando poco a poco.


Pero lo más interesante es lo que más me ha nutrido, que era lo que dijiste que me pareció lo más importante. Es que estábamos ahí tocando nuestra canción y que la gente escuche nuestras canciones y lo que nosotros teníamos que decir, incluso que los otros artistas también. Es en realidad el sueño, que me ha impulsado siempre hacer todo eso de hacer canciones y que la mayor cantidad de gente las escuche. Entonces, por ese lado es algo muy gratificante; es un aprendizaje muy importante.


Daniel León: Gracias Mariano. Bueno, hay muchos otros géneros que también tienen un potente mensaje, pero yo creo que el reggae tiene algo especial de alguna manera, y no necesariamente por el tema rastafari, no quiero mezclarlo con eso, pero en general, el público de reggae tiende a buscar este mensaje de alguna manera filosófica, contestatario, cuestionador del sistema, y fue bien loco como la propuesta de ustedes conectó con el público porque hicieron reggae pero a su manera y con una identidad muy clara, muy auténtica.


Mariano Palacios: Muchas gracias Daniel, chévere que lo hayas percibido así. Yo creo que se le ha dado también artas vueltas a ese tema.


Una vez me hicieron la pregunta de ¿por qué crees que esa canción haya tenido tanta escucha o que la gente le ha gustado estas canciones?. Yo no soy de los que va con las respuestas preparadas, porque siempre creo que en la espontaneidad hay una magia que se pierde cuando alguien es demasiado planificado. Entonces, siempre que iba a entrevistas me quedaba pensando en esa pregunta. ¿Por qué? Yo simplemente contestaba: “bueno no sé, seguro la gente quiere escuchar esto”. Pero en verdad no, yo nunca tuve esa respuesta y con los años me he dado cuenta que es por lo que dije al inicio, es porque nosotros hicimos las cosas de una manera muy sincera.


Yo creo que el arte de la sinceridad es clave porque el público no es tonto. El público sabe cuándo alguien está fingiendo. El público sabe cuándo alguien está cobrando un personaje que no es él, para transmitirte algo que no es suyo. Lo cual no tiene nada de malo. No estoy juzgándolo.


El reggae es una música originaria de Jamaica y se desarrolló en una filosofía espiritual que coquetea con ser una religión, es una filosofía que se basaba en su ascendencia africana y en su historia. En una historia particular de la población de una isla que tiene una historia, digamos particular, valga la redundancia. O que tiene su propia historia, por decirlo de una mejor manera. Y nosotros tenemos la nuestra. Entonces, es un poco forzado, porque cuando ves a alguien de aquí con un discurso parecido al de los artistas jamaiquinos, y que hace lo mismo, y que hace el mismo grito al entrar al escenario y que está imitándolo de alguna manera, lo cual no tiene nada de malo. Pero yo sí creo que al hacer algo así, tan forzado, no sé, el público puede percibirlo como algo que no es sincero.


Es como que yo vea a alguien de otro país, que sale a bailar festejo y a gritar “¡Toma! O ¡Candela!” como que a mí me va a parecer loco. Entonces, eso lo he pensado después, pero nosotros siempre pensamos que cuando alguien nos decía: “Deberían disfrazarse más”, ¿Por qué? Nosotros somos como somos y así nos vamos a mostrar. Y no se trata de nuestra imagen ni nada, sino de las canciones y el mensaje que nosotros queremos dar. Creo que la gente afortunadamente apreció esa sinceridad y creo que mediante esa sinceridad se hizo una conexión bonita entre el público, la banda y las canciones, en realidad.


Daniel León: Justo hace unos pocos meses, falleció el cantante de la banda Midnite, Vaughn Benjamin. ¿Qué opinas de su estilo?. Definitivamente tenía un estilo muy particular. ¿Qué opinión tienes tú sobre ellos o sobre él?


Mariano Palacios: Midnite es una de mis bandas favoritas. Creo que he pasado bastantes horas escuchando Midnite, escuchando “Unpolished” que es uno de los discos más alucinantes que he escuchado en mi vida, el que le siguió también y el que le siguió también. Una serie de discos de esta banda que creo que a muchos nos sacaron de lo que habíamos estado escuchando, porque tenía un sonido justamente de lo que estamos hablando.


Yo creo que ellos también fueron los primeros en hacer este reggae de Isla caribeño que era como, no quiero entrar en mucho floro, pero como que captaron la esencia de un roots, y lo hicieron a su manera, pero con la misma magia y el canto. Acae Beka era para mí un fenómeno; la primera vez que escuché ese timbre, esa voz, él rezaba, y los he visto en vivo, hemos tocado con ellos en un evento también y la magia que tienen ahí es alucinante. Están haciendo chamanismo en el escenario.


Daniel León: No sólo él, el bajista, que creo que es su hermano, si no me equivoco, también es un brujo, otro tipo de brujo, pero también es un brujo.


Mariano Palacios: Es increíble todo lo que hablamos. Yo creo que ellos también tienen una autenticidad, creo más que nadie.


Y bueno, aparte está ese tipo de presencia que tienen o que tenía su contenido lírico. También siempre fue muy rico y muy, muy emocional, muy benevolentes, siempre con una intención bien limpia, en realidad, como que da paz. La música que hacen transmite algo muy peculiar.


Para mí es una de las bandas más importantes que ha habido en el reggae. Y cuando lo veía también. Nunca tuve la oportunidad de conocerlo, pero sí lo vi de cerca y vi un poco su conducta. Observé un poco y de hecho era un “pata” auténtico. Será lo que sienten, lo está diciendo y lo que está diciendo lo siente. Eso no siempre sucede, hay mucha gente que te cautiva por su ventosidad, hay muchas voces que te cautivan por su resonancia, por su calidad pero él te cautivaba por lo que transmitía algo real y te hacía sentirlo sin ningún filtro.

Y los conciertos eran muy interesantes porque eran como sesiones de brujería, o sea de brujería blanca. La gente tiene una connotación negativa sobre esa palabra, pero para mí no.


Los conciertos duraban pues, cuatro horas, cinco horas, hasta las cinco de la mañana. Y él cuando arrancaba se demoraba en cantar. No era un cantante, pues que se notaba que había estado calentando una hora antes y todo practicadito. Él se paraba ahí y comenzaba a conectar y veías este proceso que iban entre calentando y entrando en el trance, y en eso entrabas en el trance de ellos. Ese era un peaje que te llevaba cuatro a cinco horas sin parar. O sea para lograr eso, sin que uno se canse o uno se aburra, es eso en realidad admirable, es muy admirable. El cambiaba las melodías. A veces las canciones eran otras y le salía una melodía diferente. Por ahí emitía un grito y se quedaba en silencio.


Daniel León: O sea era un estilo muy único, ¿no? Como tú dices estos conciertos, a veces parecían como si estuvieran tocando la misma canción durante una hora y media. Eran rituales, eran mil canciones en una que duraban eternamente.


Mariano Palacios: Había una especie de magia incomparable. Una pena en verdad, pero bueno, curiosamente tienen como 50 discos, han hecho más música que todos juntos.


Daniel León: Me comentaste un poco de los inicios de Laguna Pai. Te quisiera preguntar ¿qué ha estado haciendo Laguna Pai últimamente?, ¿Ha estado cocinando algo? ¿Han estado componiendo? Cuéntanos.


Mariano Palacios: Después de “Resiliencia” como que pasamos por contratiempos, algunas adversidades, y bueno, igual seguimos grabando y sacamos unos sencillos en camino. Uno de ellos se llamó “Canto al aire”, luego “Falsos maestros”. Lo hemos soltado de nuestra última producción, que se va llamar “Impulso”, que se viene ahora en Mayo. Es un EP que va a tener cinco temas. Ya hemos soltado dos, uno que se llama “Breathe In” y otro que se llama “Salo’s Blues” bueno, “Salo’s Blues” primero y luego “Breathe In”.


Este EP de 5 temas sale ahorita, que será a fines de mayo, pero justo nos agarró la pandemia. Justo cuando ya tendríamos el EP listo, porque fue un EP que nos ha costado mucho trabajo, que lo teníamos cocinando hace tiempo. Y los demás los tenemos algunos grabados hace tiempo.


Bueno, yo tuve a mis hijos en el ínterin, también eso me causó bastante distracción con la composición de las canciones, porque habían algunas que tenía que terminarle la letra y bueno ¡ya están listos!. Sale ahora a fines de mayo y luego de este EP vamos a sacar una segunda parte. Es una producción de 12 EPS, uno que se llama “Impulso” y el otro se llama “Eterno”. Va a tener también cinco temas o de repente cinco temas con un par de temas ahí de yapa. Ese también va a salir este año, digamos para unos meses más delante.


Entonces, ahorita va a salir nuestra última producción que se llama “Impulso” y lo vamos a subir en todas las plataformas digitales, vamos a ir anunciando en nuestras redes también. Y en paralelo, como nos ha agarrado esta pandemia también estamos soltando contenido en nuestro canal de YouTube, ya sea de temas grabados en una versión cuarentena o de material audiovisual que teníamos de antes, como para compartir cosas con la gente, para que tengan algo. No nos estamos juntando para ensayar así que estamos un poco reinventando las actividades de la banda.


Daniel León: Claro, de todas maneras. Yo creo que toda la audiencia vamos agradecer que nos den un poquito de material para no aburrirnos. Una pregunta, me acuerdo que en el último disco creo que fue “Resiliencia” trabajaron con un productor que también les mezcló el disco. ¿Han vuelto a trabajar con él para este disco?


Mariano Palacios: Sí, Jim Fox de The Lion Fox estudio de Washington, pero él tiene una experiencia muy larga, una trayectoria larga de productor de reggae. Ha trabajado con muchos artistas de reggae.


Este disco también lo hemos trabajado con él, en mezcla y masterización con él. Pero la preproducción y la producción lo hemos hecho acá nosotros. Luego le mandamos ya todo un poquito más ordenadito y él lo mezcla, y lo masteriza.


Ahora en este disco nos hemos metido un poco más a lo de la preproducción y la producción; lo hemos hecho nosotros un poco, Robert también, hemos estado metidos los dos ahí, a él que también le vacila un poco más la producción. Y entonces este es un disco como que hemos trabajado un poco más nosotros. Porque “Resiliencia” sí lo vino a grabar Jim, estuvimos en el estudio como 15 días con él y él nos gradó, y él nos mentó.


Éste lo hemos grabado nosotros solos, lo hemos producido nosotros solos, hemos hecho todo y ya luego él.


Daniel León: Buenazo y se llama “Impulso”. Cuéntanos ¿Por qué el nombre “Impulso”?


Mariano Palacios: A mí me gusta mucho meterme en la parte conceptual de las canciones, de los discos. Y este disco es como que te contaba. Vino después de una serie de cosas que han sucedido, nada muy importante, pero cositas que pasan.


Y bueno, aparte que a nivel personal todos hemos vivido cosas, hemos tenido hijos algunos, hemos tenido otras cosas y la vida se va poniendo un poco más seria. Entonces, teníamos esta necesidad de tomar impulso.


Después de estos tiempos que habríamos estado como que guerreándola ya tocaba tomar impulso para dar un paso más. Porque cada paso en este camino, cuesta mucho trabajo, como en todos los caminos y cualquier camino que cualquier persona emprenda, pero me provocó meterme por esa idea del impulso. Y “Impulso eterno”, porque hay cierta energía como el amor incondicional, como el amor del bueno, que te da un impulso. Y ese impulso es eterno. Ese impulso, es lo que te va a llevar hasta tu trascendencia. Entonces, por ahí va el concepto.


Daniel León: Bacán, bien paja. La verdad, ya me dieron ganas de escuchar este disco.


Mariano Palacios: Es un conjunto de canciones bien loco. Cada canción tiene una identidad bien marcada.


Daniel León: Bravazo, bravazo.


Bueno Mariano, te agradezco un montón por la entrevista, la verdad que me he vacilado un montón. De hecho, te agradezco participar de “Toques de Reggae”.


Mariano Palacios: Podría hablar horas del reggae. Siempre digo algo que a veces a la gente no le gusta mucho y es que no se apeguen al género porque el género es simplemente como para diferenciar algo de algo. Pero el género no hace la música.


Dentro de un género puedes encontrar muchas cosas, en otros géneros puedes encontrar algo que te guste. Y la música es lo que importa, la música es una sola, porque a veces por generar una etiqueta muy estricta o muy rígida sobre lo que te gusta, dejas de apreciar otras cosas que te las están perdiendo y no tienes por qué construir de identidad a raíz de un género. Eso es lo que siempre le digo a la gente, que tu identidad es tu identidad, es tu historia, es tu esencia, lo que tú eres, lo que vive. Y la música es la música. La música es todo.


Daniel León: Estuve viendo una entrevista con Benjamin y él comentaba que en su casa se crió escuchando todo tipo de música. No solo reggae, o sea reggae era parte de lo que escuchaba, pero como su papá era músico. Muchos artistas de reggae, probablemente los más exitosos o los más recorridos, escuchan un montón de otros tipos de música. Entonces eso es parte de nutrirse no solo de un solo género. Obviamente amamos este género, es lo máximo, pero no puedes escuchar solo un género.


Gran mensaje para el cierre de la entrevista, y bueno una vez más, te agradezco. Muchas vibras y un abrazo grande.


Mariano Palacios Hablamos, un abrazo. ¡Chévere!


Daniel León: Chévere Mariano, ¡cuídate!


Esa fue nuestra entrevista a Mariano Palacios, cantante de la banda de reggae Laguna Pai, quienes estarán presentando su nuevo EP “Impulso”. Así que estén atentos también a sus redes sociales. Y no dejen de meterse a la web de nuestra productora de Podcast, www.palcastpodcast.com


Mi nombre es Daniel León, y nos vemos pronto.



Palcast Red de Podcasters.

1 vista

©2020 por Palcast.