Todo sobre podcasting – Ep. 4 Entrevista a Oscar Feito

Palcast Red de Podcasters



Intro: ¡Hola podcasters! Bienvenidos a Todo sobre Podcasting. Mi nombre es Daniel León y en este podcast les traeremos entrevistas a podcasters exitosos que ya están gozando los beneficios de esta herramienta de comunicación que es el podcast.


En esta ocasión hablaremos con Oscar Feito. Un exitoso podcaster emprendedor con más de 20 años de experiencia en marketing online. Escritor del exitoso libro “Mimbres Mentales” y conductor del podcast “La Academia de Marketing Online”. Podrán encontrar muchas herramientas y consejos valiosos de Oscar en esta entrevista. Gracias por escuchar. Espero les guste.


Oscar, bienvenido a “Todos sobre Podcasting”. La verdad es que me da mucha alegría poder estar aquí contigo, compartiendo este momento y te agradezco, de verdad que te hayas dado el tiempo de estar en esta entrevista.


Oscar Feito: Muchas gracias por la invitación, Daniel. En hora buena por el programa y por el proyecto que hay detrás. Yo encantado de participar y ver si conseguimos dinamizar este mundo tan apasionante del podcasting.


Daniel León: Genial, excelente Oscar. Para arrancar con la entrevista. ¿Podrías comentarnos por favor sobre el antes y el después de tu experiencia como podcaster? ¿Cómo fue tu trayectoria?


Oscar Feito: Pues quizás. Yo creo que como tantas otras cosas, uno empieza como espectador. Me impactó mucho una cosa que leí en la biografía de Stephen King que decía así: “Si tú quieres escribir un libro, lo primero que tienes que hacer es leer mucho y luego escribir mucho”. Igual que yo creo que cualquiera que se quiere dedicar al cine antes de dirigir una película tiene que ver muchas películas. Y yo pues lógicamente, siguiendo ese patrón antes de empezar a crear mi primer podcast, que no fue un podcast de marketing online, sino algo relacionado con el mundo de los viajes, etc.


Yo escuchaba muchos podcast, lo primero que me llamó la atención fue la granularidad, la especialización del contenido que había en formato de audio. Yo recuerdo cuando nacieron mis hijos, tuve mellizos, ya son adolescentes, tienen catorce años, pero claro, cuando nacieron, imagínate, no dormía. Y ahí fue que me apoye mucho en los podcast porque a lo mejor dormía 15 minutos, veinte minutos, media hora y si no tenía un podcast no conseguía dormir. Es decir, empecé a aficionarse de esta forma, a escuchar contenido en formato de audio, luego fui empezando a escuchar podcasts relacionados con lo que yo hacía y lo que era mi profesión, que es el marketing online, el emprendimiento, que es lo que llevo 20 años haciendo.


Yo empecé a escuchar podcast como ocio y como formación para complementar mi formación. Es decir, yo todas las mañanas a lo mejor tenía una hora para ir y volver de la oficina y aprovechaba ese tiempo para aprender a escuchar podcast de marketing online, los clásicos que muchos conocemos de este mundo Pat Flynn, John Lee Dumas, Amy Porterfield, o sea, los clásicos marketers americanos. Bueno, yo tenía mi marca personal, tenía mi negocio como consultor y formador de marketing online, y hasta aquel momento fue realmente mi contenido, estaba limitado a contenido escrito en un blog, como tantas otras personas.


Yo empecé con una página web, con un blog donde yo plasmaba mi experiencia y mis conocimientos en el mundo de los negocios en internet. Había vendido un negocio previamente por bastante dinero, es decir, había sido un éxito y decidí empezar a compartir todo lo que yo había aprendido con otra gente que quería emprender, sin embargo, había un punto de frustración porque veía que mi contenido escrito no estaba llegando todo lo lejos que pensaba que podía llegar. Yo consideraba y estaba seguro de forma fehaciente de que había hecho algo admirable en el mundo de los negocios, que por tanto, lo que había aprendido tenía que ser valioso.


Pero a través del contenido escrito del CEO, de las redes sociales, de los canales tradicionales, veía que, primero, había un aspecto azar, es decir, tener que estar continuamente jugando con el algoritmo de Google o con el algoritmo de Facebook, o con el algoritmo de las distintas redes sociales para que tu mensaje llegara alcanzar a la gente. Y eso fue tan frustrante que yo ya realmente estaba a punto de desistir y dedicarme a otra cosa. Hasta que un día dije: “Oye, y todo esto que yo plasmo en artículos escritos y lo comparto en las redes sociales, o lo estoy enviando por email. ¿Y si en lugar de hacer todo esto con un contenido escrito, lo expreso de viva voz tal como lo siento? y le doy la entonación, la emoción, la energía que yo siento y que es tan difícil de plasmar de forma escrita en un blog”.


Fíjate que yo considero que no se me da mal escribir. Entonces, el inicio fue un poco así, fue una apuesta, casi la última bala, el último intento por hacer llegar mi contenido al mayor número posible de personas y a partir de ahí mi negocio explotó; realmente funcionó, al cabo de 30 o 40 episodios más o menos, explotó. Realmente empezó a crecer ya como una bola de nieve, me posicionó en uno de los sectores más competitivos que hay, que es el asesoramiento, la mentorización, la formación, la consultoría de marketing online, porque claro, uno no necesita un diploma para ejercer de consultor, pues hay mucha gente haciéndolo. Entonces, con esa trayectoria que te acabo de explicar, me puso en el mapa y lo debo íntegramente al podcast, porque si no, probablemente ya no estaría haciendo esto.


Daniel León: ¡Wow!, qué tal historia. Me parece muy curioso porque mis inicios como oyente de podcast también fue con la experiencia de ser padre. A mí me pasaba, como tú decías, no podías dormir sin escuchar un podcast, yo realmente sufría mucho en las noches con los pequeños, te despiertan en mitad de la noche y no te puedes volver a dormir. Entonces empecé escuchando podcast de historia. Me ayudaba realmente a dormirme y de pronto también me di cuenta de que había un montón de contenido adicional, no sólo para relajarme, entretenerme, sino para aprender, y a partir de ahí empecé. Bueno, ahí fue también cuando encontré tu podcast dentro de varios podcast de habla hispana que hablaban de estos temas de marketing online y emprendimientos, y claro, como emprendedor me enganché completamente. Me parece muy curioso lo que tenemos en común, de habernos refugiado en el podcast para las malas noches.


Oscar Feito: Si es que fíjate, esa es una de las grandes ventajas del podcast, que se adapta realmente a tu rutina y no al revés. La mayoría de los canales de contenido, y hay contenidos tremendamente interesantes, empezando por la televisión, es decir, la televisión, la radio convencional, YouTube, los webinars, lo que tú quieras, están en Internet y hay de contenido un montón. El problema de estos contenidos es que requiere que no estés haciendo otra cosa, es decir, tú no puedes estar tumbado en la cama con las luces apagadas viendo un webinar o un vídeo de YouTube; por la luz, por la distracción, la misma forma por la que no puedes ir conduciendo con el coche viendo un vídeo porque vas a acabar bastante mal.


Entonces, la ventaja del podcast creo que uno lo descubre y aprovecha en un “hueco” en concreto. Es decir, si a lo mejor mis hijos entrenan al fútbol, tres o cuatro veces por semana, y tengo que estar media hora esperando en el coche porque siempre salen tarde, claro, al cabo de un tiempo haciendo eso ves que estás perdiendo el tiempo. Bueno, y “¿si lo aprovecho para aprender o para entretenerme?”, entonces voy a buscar un podcast para escuchar en este rato. O como es tu caso, a mí me sucedió algo muy parecido, iba a viajar a Nueva York y empecé a escuchar podcast de Nueva York, aprovechaba momentos concretos para, digamos, aprovechar ese rato pero luego te gusta tanto que ese rato te queda insuficiente y empiezas a buscar también otros huecos.


Luego yo empecé a incorporar el podcast a mi rutina del gimnasio; ya no puedo ir al gimnasio sin un podcast. Yo escucho los podcast en un viejo iPod Video que tiene 15 años y sigue funcionando como el primer día. Lo uso todos los días y si llego al gimnasio y se me ha olvidado por alguna razón no puedo entrar. No, no soy capaz de aguantar una hora solo en el gimnasio, o sea, necesito estar escuchando algo. Yo creo que esa es la magia del podcast, que se adapta perfectamente.


Uno lo descubre para aprovechar un “hueco” en concreto, pero uno luego ve que hay tanto contenido que se va ampliando los “huecos” y va haciendo espacio. El podcast se puede escuchar simultáneamente al hacer otras cosas. Al que le guste cocinar, el que le guste pasear, el que pasear al perro varias veces al día, eso encaja perfectamente en estos momentos de la semana, y creo por eso hace tan fácil engancharse a los podcast, volverse adicto realmente, porque es muy fácil de consumir, uno no tiene que interrumpirse. Normalmente lo difícil de establecer nuevos hábitos es cuando tenemos que romper nuestra rutina para hacer algo distinto, eso es lo que hace que sea difícil adelgazar, que sea difícil dejar de fumar, que sea difícil dejar de beber porque uno lo asocia con que tiene que romper lo que se hace habitualmente. Lo bonito del podcast es que uno no tiene que romper lo que hace habitualmente. Yo sigo yendo al gimnasio, sigo cogiendo el coche todos los días, sigo haciendo estas cosas. Lo que pasa es que ahora incorporo eso, es una pieza que encaja perfectamente en mi rutina y ahí es donde yo creo que está el gran poder del podcast.


Daniel León: Completamente de acuerdo. Es realmente una manera de nutrirse y de entretenerse; muy flexible, muy adaptable. Oscar, ya nos has contado como te decidiste a experimentar esto del podcasting. Ahora, no tanto como oyente, que es lo que hemos estado comentando, sino más bien como generador de contenido, como creador. ¿Cuáles son los principales beneficios que tú le encuentras al podcasting?


Oscar Feito: Bueno, quizás el primero de todos es la conexión emocional con la audiencia. Al final, todos los que prestamos servicios, y yo presto servicios de asesoría y de formación, tanto privada como grupal, como para empresas en temas de marketing, al final hay un componente fundamental que es la confianza, tu es un médico, eres un coach, eres un psicólogo, eres un ingeniero de sonido o de software, o un desarrollador o cualquier otra profesión independiente, que vives de vender tu conocimiento o tu servicio, hay un elemento clave que es la confianza. Es decir, la gente tiene que confiar en tu capacidad de resolver sus problemas y atender sus necesidades, eso es la base del marketing de contenidos.


Entonces, a mí como creador, lo que me permite el podcast son básicamente dos cosas, primero, que mi audiencia me conceda el beneficio de la duda, porque ya no es decir: “yo sé de marketing online, yo llevo 20 años dedicado a esto y bla bla bla”, porque esto lo puede decir cualquiera, pero después de escucharme a lo largo de 300 “veintipico” episodios, no hay duda de que sé de lo que hablo, uno no puede fingir durante 300 y pico episodios, durante 300 semanas, día tras día, semana tras semana, 5 o 6 años; eso no se puede fingir.


Entonces, no queda ninguna duda de que sabes de lo que hablas, por lo menos para la gente que te siga escuchando ¿no? porque habrá gente que no le guste. Es una capacidad manifiesta y demostrable de que puedes aportar valor, por ejemplo a mí me ha sucedido muchas veces de empresas que me contactan y me dicen: “literalmente a raíz de escuchar tu podcast, sabemos que eres la persona adecuada para formar a nuestro equipo”, y tengo esos mails y los utilizo en mis formaciones para demostrar fehacientemente de que realmente la gente me contrata gracias a eso, o sea, como creador, esa es una ventaja fundamental.


La segunda, está relacionada, porque en realidad son dos caras de la misma moneda; es esa confianza más personal, más emocional, porque una cosa es que alguien sepa de algo que sea entrecomillas un experto que pueda aportar un valor y otra es que yo quiera trabajar con esa persona que quiere hacer sus formaciones, que yo quiera invertir tiempo en que esta persona me guíe o me forme. Ahí hay un componente personal. Es decir, hay muchas personas que pueden aportar valor, que pueden ayudarle a alguien a ir del punto A al punto B, pero las personas congeniamos más con unas personas que con otras, ahí es donde entra el componente personal.


Entonces, la segunda gran ventaja que yo he encontrado en el podcasting como creador, es que no he visto en los 20 años que llevo construyendo negocios en Internet, un canal tan increíblemente poderoso para conectar emocionalmente, es decir, la gente literalmente es como si te conociera después de escucharte semana tras semana, mis podcast duran cerca de una hora, o sea, yo paso más tiempo con mis oyentes que la inmensa mayoría de mi familia. Entonces, ya no es solo que tú me puedas resolver este problema, que tú me puedas ayudar a construir un negocio online o a crecer mi negocio, sino que tengo la sensación de calidez, de fiabilidad, de cercanía, que es el segundo gran componente al final de la venta.


Por un lado, está el valor objetivo que tú puedas aportar y por otro lado está esa conexión emocional que haga que la gente te quiera contratar a ti en lugar de a un competidor, para mí ha sido crucial en esos dos sentidos. Yo creo que eso es lo que me ha aportado. Si hablamos en términos de marketing puro y duro, lo resumo en básicamente en tres patas o tres cajones, el primero es atraer audiencia, el segundo es fidelizar esa audiencia y el tercero es monetizar esa audiencia. O convertir esa audiencia, ese interés, esa atención en dinero, porque al fin y al cabo estamos hablando, por lo menos yo hablo de negocios. Entonces, todo negocio tiene estas tres patas y lo que yo he descubierto es que el podcasting sirve para atraer audiencia.


La gente va a encontrar tu podcast a través de Google, a través de Apple, a través de Spotify, en redes sociales y va a conocerte. Segundo, va a conectar contigo, como acabo de explicar, por esa conexión emocional que genera la voz. Y por último, vas a poder monetizar a través de patrocinios, a través de afiliación, a través de tus propios productos y servicios. Es decir, es el único canal que yo conozco que cumple esas tres pautas, esos tres pilares del marketing online, con lo cual como creador no hay un canal igual.


Daniel León: Buenísimo Oscar, te agradezco porque realmente lo has descrito y lo has explicado de una manera muy buena. Creo que le puede dar a nuestra audiencia bastantes razones por las cuales pueden, por lo menos, aventurarse a probar esta manera de comunicar, darse a conocer y dar a conocer lo que ofrecen. Para ir más a tu caso como podcaster, sobre tu podcast la academia de Marketing Online, coméntanos ¿Cuál es el público objetivo de este podcast y cómo lo identificaste?.


Oscar Feito: Bueno, el público al final son emprendedores actuales y en potencia, como digo yo. Es decir, son personas que o bien tienen algún tipo de negocio en internet, o bien son personas que quieren construirlo. Habitualmente son personas mayores a partir de 30 o 35 años los que me escuchan, quizás porque yo tengo más de 40; creo que conecto mejor con una audiencia más madura en ese sentido. Normalmente, es un público que tiene un trabajo a tiempo completo, que tiene una familia con una posición de cierta responsabilidad profesional, hombres y mujeres bastante buenos en lo suyo y bastante consolidados. Por lo tanto, tienen este dilema de que no pueden abandonar su trabajo, como nos dicen en Instagram “de no abandonar las influencias tóxicas”.


Despídete de tu jefe, dedícate a tus sueños, persigue tus sueños, esto está muy bien con 19 años, es claro, pero cuando tienes dos hijos, un trabajo, eres directivo, tienes cierta responsabilidad, tienes una hipoteca, etc. no puedes ponerte a perseguir tus sueños, ¿sabes?, o sea, sí puedes, pero tienes que hacerlo con cabeza. Entonces, es el tipo de gente que no les gusta los mensajes irrealistas, de estos de “venga, ponte y trabajas desde tu casa y mañana consigues un millón de dólares”, si no es gente que tiene los pies en la tierra. Es un perfil de público que al final no valora tanto el dinero, son conscientes de que a lo mejor nunca van a poder vivir íntegramente de su negocio online, fíjate que son conscientes de ello y yo nunca les prometo qué es lo que van a conseguir, pero buscan sobretodo una gratificación, buscan hacer algo que les permita expresarse, quizás en torno a algún hobby o en torno a alguna habilidad o algún conocimiento o algo que tienen.


La sensación es el reto de decir: “bueno, yo sé mucho de esto o me apasiona esto, sé que puedo ayudar a otras personas y necesito ayuda para articularlo todo, y convertir este sueño nebuloso que yo tengo en una actividad online que genera ingresos”. Este es el perfil de público y ¿esto cómo lo descubrí? Pues básicamente sintiéndome identificado con el perfil de emprendedor que soy yo y con la gente, bueno, esto es algo que realmente uno nunca termina de definir. Yo creo que uno empieza un podcast o un canal de YouTube, o un blog o cualquier otro tipo de negocio de contenidos con una hipótesis. La hipótesis es “yo tengo estos conocimientos o estas habilidades o estas experiencias, y considero que pueden ser útiles para este segmento de la población”.


Para lograr esto en concreto, tenemos que definir nuestro nicho de mercado, nuestro público objetivo y nuestra propuesta de valor. Entonces, partimos de una hipótesis, uno lanza un podcast o un canal de YouTube o un blog con esa idea en la cabeza, porque nunca lo vamos a tener seguro. No hay ninguna herramienta que nos lo vaya a garantizar que existe esa demanda para ese tipo de producto, servicio o contenido. Yo empecé con la idea mucho más sencilla, la Academia de Marketing Online, así como su propio nombre indica a enseñar marketing online, no tenía tan claro mi avatar de oyente ideal, pero se fue definiendo con el paso del tiempo.


A medida que vas obteniendo feedback, que vas viendo los comentarios, que vas recibiendo mails, que vas recibiendo interacción en las redes sociales, vas explorando quién te está escuchando y por qué. Entonces, poco a poco tú vas calibrando y vas ajustando tus contenidos sin salirte, es decir, yo no he dejado de hablar de marketing online, sigue siendo la Academia de Marketing Online, pero por ejemplo descubrí que había una pieza muy importante que era el desarrollo y crecimiento personal, algo que yo nunca lo hubiera dicho en los inicios del podcast. Y ahora pues probablemente te diría que cerca del 50 por ciento de mis contenidos tienen más que ver con psicología, autoayuda, crecimiento y desarrollo personal que marketing puramente dicho, esto lo vas descubriendo.


El podcast, a pesar de que es un canal unidireccional en el que uno habla y los oyentes escuchan, uno tiene que aprovechar los otros canales que nos da Internet, redes sociales, email, etc, para obtener ese feedback que no podemos obtener en tiempo real, como si estuviéramos en una red social o estuviéramos haciendo un webinar donde la gente está en el chat dándote su feedback en tiempo real. Aquí no, el podcast es quizás la única limitación que debemos suplir con otros canales, con otras estrategias, con otras herramientas para ir ajustando nuestra idea de quién es nuestro público y qué espera de nosotros; tenemos que estar abiertos a navegar eso.


Uno empieza un negocio online, ya sea alrededor de un podcast o un canal o un blog, como con un bloque de mármol, como los escultores renacentistas, empiezas con un bloque de mármol y con una idea de lo que tú vas a extraer de ahí. Al principio es una idea nebulosa, es una hipótesis, entonces, empiezas a dar martillazos. Yo en un episodio hablo de email marketing, en otro hablo de autoayuda, en otro hablo de “El síndrome del impostor”, en otro hablo de edición de vídeos en YouTube, y poco a poco empiezas a ver comentarios, empieza a saber que has tocado la fibra de alguien. Entonces, empiezas a decir “Oye, ¿qué ha gustado de aquí? ¿En qué tengo que ahondar? ¿En qué tipo de mensajes tengo que profundizar? Por lo tanto, ya dejas el martillo grueso y empiezas con el cincel más fino a dar forma a esos contenidos, a atraer invitados que se ajusten más a tocar temas que veas que puedan ser más relevantes para esa persona imaginaria que te está escuchando, porque, claro, en el fondo son muchas las personas y ay que hacerse un avatar que tenga ciertas cosas en común, entonces es un trabajo dinámico. Uno no dice: “Ok, ya terminé de definir mi audiencia, ya puedo empezar mi podcast”. No, es un proceso iterativo que, yo después de 300 y pico episodios aún en cada episodio, cada comentario, estoy prestando atención a ver quién me está escuchando, qué nuevos oyentes tengo, qué feedback recibo, ¿positivo o negativo? ¿Qué invitados gustan y por qué? Y ¿cuáles no gustan tanto? Y ¿por qué? Y en base a eso, continuamente, estás dando forma, estás moldeando. Yo creo que esa es la clave.


Daniel León: Mencionas algo muy interesante que básicamente lo tenías planeado como una academia de marketing online tal cual, y en un punto te diste cuenta de que tal vez se inclinaba más hacia el lado de emprendimiento y desarrollo personal. Quisiera mencionar tu libro “Mimbres Mentales”, de hecho lo estuve leyendo, me pareció muy potente el enfoque, más que técnicas de marketing y técnicas de negocios en sí, lo que das ahí es básicamente la idea de que todo es mental, todo es un mindset que te va a permitir utilizar todas esas herramientas para conseguir el éxito. Cuéntanos, por favor, ¿cómo se dió? ¿Cómo fue el proceso de este libro de “Mimbres Mentales”.


Oscar Feito: Mimbres Mentales, tiene ya muchos años y le tengo mucho cariño porque fue un poco la primera aproximación que yo hice al desarrollo personal. Yo no soy coach, ni psicólogo, ni estoy cualificado y siempre empiezo diciendo eso. De hecho, hoy ha habido gente que me ha pedido ayuda casi psicológica y les digo es mejor vayan a un profesional, porque yo creo que este es un tema delicado. Pero “Mimbres Mentales” fue la necesidad de condensar en un único lugar, una serie de reflexiones que yo había publicado en mi blog y que había comentado en el podcast; editarlo, organizarlo en un orden lógico y como el propio nombre indica, los mimbres al final son los cimientos, son los pilares, y yo creo que los pilares del emprendimiento son mentales.


Si uno mira a lo largo de la historia, los grandes emprendedores, los grandes inventores, la época de los Henri Ford, de Tesla y toda esta gente, al final no son diferentes a lo que es hoy en día un Steve Jobs o este tipo de gente, ¿no?. Al final tienen muchas cosas en común y no son obviamente las herramientas, no son los canales, no es su habilidad de copywriting o de usar Facebook Ads porque no existía hace 15 años. Entonces, tiene que haber otra cosa que define, es decir, que tienen en común los grandes emprendedores hoy y hace doscientos años, o hace cien años o más, incluso los exploradores, si nos remontamos a hace siglos, tienen en común la mentalidad, tienen en común la pasión por lo que hacen, tienen en común un propósito tan firme que no pueden aceptar un “no” como respuesta, que no se lo pueden quitar de la cabeza, que da igual que las cosas vengan mal o bien, que perseveran en su empeño porque su propósito es muy fuerte; es de encontrar solución a problemas, es de conectar con personas, de desvivirse por sus clientes, por su audiencia de ir siempre hacia adelante.


Yo soy un gran admirador, por ejemplo, de Walt Disney y he estudiado mucho su vida y su obra y su filosofía de negocio, si tú ves la vida de Walt Disney y ves la vida de Steve Jobs, es idéntico. Los principios comunes que tienen estas personas son muy parecidos. O miras a Mark Zuckerberg o a Larry Ellison de Oracle o cualquiera de los grandes emprendedores, siempre es esa mentalidad, esa fortaleza mental de saber decir que “no”, saber priorizar, saber organizar su tiempo, saber cual es su meta, saber cual es su objetivo, saber desmenuzar los grandes problemas en cuestiones más pequeñas.


Entonces, yo me di cuenta realmente que los grandes emprendedores en todos los sectores, en todos los tiempos, aparte de que eran muy buenos en lo suyo automoción o ingeniería aeroespacial o informática, Bill Gates, lógicamente, software, etc., aparte de eso, tenían esos otros atributos y eso es un poco lo que yo intenté explorar en “Mimbres Mentales” y más recientemente en “Vitamina M”, que es un curso que he creado con un psiquiatra mexicano, es decir, fíjate si me obsesiona este tema de la mentalidad y aún siendo consciente de que yo había padecido muchos bloqueos mentales y me interesaba mucho el concepto psicológico del emprendimiento, no tenía formación formal en esta área.


Entonces, casualidades de la vida, conocí y me hice muy amigo de un psiquiatra mexicano que se llama Rafa López, que también tiene un podcast que se llama “Supra cortical” sobre psicología y psiquiatría y es espectacular, y desarrollamos una formación de crecimiento personal para emprendedores basado en todo esto, de este miedo que tenemos a exponernos en público, esta falta de claridad a la hora de detener un propósito, ese síndrome del impostor sobre esas comparaciones odiosas que hacemos siempre con los demás, ese castigo que nos hacemos de pensar siempre lo peor que puede pasar y que a todos nos va a salir mal; estas son cosas comunes en las personas.


Surgió analizando primero mi propia experiencia construyendo negocios y ver que realmente en los momentos complicados lo que marcaba la diferencia no era que uno supiera mejor Google Analytics o Facebook Ads o editar un audio, sino la mentalidad para poder perseverar en ese empeño o localizar las debilidades o delegar aquello que no debía estar haciendo las personas adecuadas, sin tener miedo a que no lo iban a hacer tan bien como él, etc., y un poco, haber estudiado la historia de estos grandes emprendedores, y encontrar esos patrones en común. Así surgió mi fanatismo plasmado inicialmente en “Mimbres Mentales” y luego en “Vitamina M”.


Daniel León: Excelente, buenísimo. De hecho comparto mucho lo que dices sobre el tema de mentalización como algo fundamental, yo lo veo personalmente como las mayores trabas para salir adelante, cuando las descubrí en mi propia mente es cuando realmente estuve consciente de ellas y doy un paso adelante. Obviamente es todo el tema de la psicología, la psiquiatría, ayuda muchísimo y definitivamente para mí fue una de las grandes motivaciones para iniciar esto del proyecto del podcast. Tratar de fomentar o impulsar el desarrollo del escucha del podcast en el Perú, porque definitivamente, aunque esto es generalizado en todo el mundo, yo personalmente veo que el tema mental, es probablemente el mayor bloqueo que tenemos todos como sociedad, me incluyo, es lo que no nos está permitiendo avanzar. Entonces, yo creo que si es que se puede compartir información valiosa que haga que la gente encuentre nuevas ideas; aporta, aporta a la sociedad. Me parece genial el nuevo proyecto que me está comentando de “Vitamina M”, y plasmarlo más profundamente con la ayuda de un psiquiatra suena bien potente.


Oscar Feito: Claro, porque lo veo desde el punto de vista del emprendedor y puedo dar mis consejos; yo también tenía miedo a la crítica, por ejemplo, también tenía miedo de decir: “bueno, voy a crear un podcast y la gente me va a criticar, hay gente que no le va a gustar”. Hoy mismo he recibido un comentario de una persona que le molesta que utilice anglicismos en mi podcast, no le gusta que lo llame copywriting, tiene que ser escritura persuasiva, y bueno, yo respeto, pero antes esto me hubiera destruido, me hubiera pasado todo el día dándole vueltas “¿si le hubiera respondido y hubiera entrado en una refriega ahí?”; y es curioso, porque a lo mejor has recibido 99 comentarios positivos, recibes una crítica que en el fondo es una opinión válida ¿no?, pero nos enfocamos en esa una.


Entonces, claro, yo como emprendedor, con muchos años de experiencia, podría identificar estos problemas y explicarle a la gente cual es mi opinión y como yo lo resolví, o como yo he encontrado fórmulas para que no me afecte tanto. Pero en el fondo no está basado en un criterio médico ni científico, es mi opinión, pero claro, cuando traes a un psiquiatra que ha tratado estos temas a todos los niveles y que además es emprendedor, además entiende todas estas cosas de primera mano, y también desde el punto de vista clínico, pues claro, con ejercicios prácticos y con explicaciones de por qué pasa esto mentalmente, es decir, ¿cuál es la explicación científica de por qué pensamos así? ¿Por qué nos defendemos de esta forma? ¿Por qué estamos en el fondo?, muchas veces auto protegiendo en exceso o nos da miedo apartarnos de la “manada”.


Esto realmente es una cosa instintiva que no siempre está basada en lógica, porque es una cosa que hemos heredado antiguamente, el hecho de sentirse solo, diferente, claro, antiguamente estabas a merced de los caballos y tú eras diferente, estabas fuera de la tribu, morías. Entonces, hoy en día es verdad que nos da miedo ser diferentes y llamar la atención, la crítica, destacar. Claro, cuando esto lo haces con el acompañamiento y con la ayuda de alguien que se dedica a esto, es mucho más potente y aplicado expresamente al emprendimiento, y que aplicado en un proyecto bonito.


Daniel León: Me parece una idea excelente. Justo estamos hablando de algo relacionado y la siguiente pregunta es dentro de tu experiencia como podcaster, ¿cuáles son los retos más grandes que has encontrado o que has enfrentado?


Oscar Feito: Bueno, quizás creo que al principio era la sensación de que vas a oscuras. No un reto específico con el podcast, sino con cualquier cosa que uno emprende. Yo también he hecho temas de directos en YouTube, Webinars, he hecho email marketing, cursos online, he hecho mentorías grupales. Es decir, he apostado por decir: “oye, ¿si hago esto?, ¿qué pasaría si este conocimiento que tengo lo lanzo en un curso online? o ¿qué pasaría si ahora este curso que tengo online lo hago como un programa de mentoría grupal, con una reunión cada semana y en lugar de 200 euros cuesta 900 euros? ¿Qué pasa si entonces, por ejemplo, lanzo un podcast?”


Como te expliqué antes mi teoría, es decir, si yo convierto este contenido que tengo y esta experiencia que tengo, en lugar de plasmarla escrita en un blog, lo plasmo hablado en un podcast, tengo la hipótesis de que a la gente le va a enganchar más. Eso no deja de ser una hipótesis, es claro, para mí lo difícil al principio, podcast y de todas las otras cosas que yo he hecho, es caminar en esa incertidumbre. Es normal que al principio las cosas no te den un gran resultado a corto plazo, pero para mí lo difícil era siempre saber dónde tengo que empezar a preocuparme si no veo resultados. Es decir, si yo hago cinco episodios y no tengo oyentes, no tengo comentarios, no tengo feedback, es porque lo estoy haciendo mal o simplemente es cuestión de tiempo.


Si yo hago cinco webinars y si no vendo, es que lo estoy haciendo mal, o es que el público no era adecuado. Si yo envío 10 emails y mi tasa de apertura no sube del 5 por ciento, que es muy baja, es porque ese público está mal, estoy usando la herramienta inadecuada o estoy usando malos títulos. Para mí siempre la duda es caminar a oscuras, porque hay tantas variables en lo que hacemos. Por ejemplo, tengo feedback, pero no estoy en el top 100 o si estoy en el top 100, pero no genero ventas, nadie me ha dicho: “he escuchado tu podcast, quiero comprar tu curso o quiero contratarte una consultoría”, esto no te va a pasar normalmente en los primeros episodios, por lo tanto, para mí siempre el reto más difícil ha sido intentar ser lo más objetivo posible, y encontrar el balance entre ser consciente de que estás empezando y te queda mucho por aprender o decir: “estoy haciendo algo mal y tengo que empezar a cambiar cosas”.


Yo soy una persona bastante perseverante, soy una persona trabajadora y soy una persona que entiendo que muchas veces la diferencia entre el éxito y el fracaso, es el trabajo y la consistencia. Pero claro, perseverar en un error es como derribar un muro a cabezazos, no lo vas a derribar y te vas a hacer mucho daño. Entonces, no tienes que derribar el muro a cabezazos, a veces puedes usar una escalera y pasar por encima, pero como sabes ¿cuándo es cuestión de perseverancia y cuando es necesario una escalera y hacer las cosas de otra forma?, para mí siempre eso ha sido lo más difícil, incluyendo con el podcast.


Daniel León: Justo pensaba, mientras comentabas tú sobre “no estoy haciendo las cosas bien”, simplemente es cuestión de persistir un poco más o realmente ya estoy tarde y debería probar otras cosas. Lo difícil que es tener esa claridad de decir: “Oye, no, mira, ya intenté hacerlo así durante “n” tiempo, y creo que voy a probar otra cosa, versus, hago tres capítulos, no me está siguiendo suficientes, sabes qué voy a ser otro podcast o si no, ya no voy a hacer podcast, sólo voy a hacer blogs”.


Oscar Feito: Yo creo que es una reflexión muy válida. Fíjate que no he escuchado a mucha gente hablar de esto. La gente te habla de problemas de audición o de difusión o tal, pero esto que es aplicable a muchas áreas yo le he dado muchas vueltas y de hecho muchas veces les he preguntado a mis propios invitados ¿cuándo es el momento de decir basta o de cambiar las cosas? Yo creo que ahí hay dos cosas. Primero, uno tiene que tener expectativas realistas. Es como la gente que dice: “voy a Facebook porque ahí es donde está todo el mundo” porque te son insuficientes los 300 millones del Twitter o de LinkedIn, necesitas ir a Facebook porque están los mil millones y entonces yo creo que es una cuestión de manejar nuestras expectativas de lo que es realista, de tener esa expectativa de decir: “bueno, ¿Qué entiendo yo por éxito?” Porque me ha venido gente con seis episodios de un podcast, a decir: “no me escuchan 1000 personas al día todavía con 6 episodios”. Entonces, primero hay que manejar las expectativas.


Segundo, yo creo que lo que hay que entender para ver este problema o para intentar descifrar este problema es ser conscientes de que un podcast, un webinar o un canal de YouTube, un blog, no son el negocio en sí mismo, sino que son piezas de un negocio. Como he explicado antes, son piezas que podemos utilizar para captar audiencia, para que nos conozca más gente o para fidelizar a gente que ya nos conoce, o para generar ingresos.


Dependiendo de qué pieza estemos priorizando, en cada momento tendremos más criterio a la hora de decidir si nuestro podcast es un éxito o no está funcionando, porque decir: “bueno, es que a lo mejor no estoy en ningún ranking de iTunes o no tengo ningún sponsor, nadie me ha descubierto por el podcast”, pero yo este podcast se lo envío cada semana a mis clientes y de repente mis clientes, que habitualmente me contrataban 100, ahora me contratan 120; eso es un éxito. Es decir, a lo mejor el podcast no te está sirviendo y es un fracaso como herramienta de captación para ti, y es un fracaso de herramienta directa de monetización porque no estás vendiendo a gente nueva ni tienes sponsors, pero es muy útil porque está aumentando la confianza que tienen tus clientes existentes, tanto es así que te están aumentando el pedido medio o lo que te están contratando, es decir, son más recurrentes.


Con lo cual también tenemos que entender a la hora de evaluar sobre si está acción o esta herramienta nos está funcionando, ¿en base a qué lo estamos midiendo? Eso también es muy importante y esto poca gente lo hace porque claro, quieren 10000 descargas y hacer networking con los mejores, y tener miles de dólares de sponsors cada episodio, y que lo descubran millones de personas, y que le hagan una entrevista en la televisión, y colaboraciones. Claro, no digo que no sea posible porque a mí un podcast me ha traído todo eso, pero no a la vez, no de golpe, no ha sido simultáneo.


Daniel León: Muy valioso lo que nos compartes. Es muy cierto lo que tú dices, que no solo el podcasting es el negocio en sí, sino que son muchas herramientas, como el podcast, como el blog, como el canal de YouTube, que sirven para generar ingresos, para fidelizar a tu audiencia y para aumentarla. Dentro de ese marco de herramientas, ¿Qué técnicas o qué elementos consideras tú que te han dado muy buenos resultados para conseguir estos objetivos de aumentar, fidelizar y generar ingresos?.


Oscar Feito: Pues mira, yo creo que más que herramientas concretas, porque las herramientas y los canales van y vienen, son grandes conceptos. Porque si entiendes los grandes conceptos te va a funcionar prácticamente todo lo que hagas. No sé si te has fijado en gente que dices “Wow!”, vez que en Instagram tienen un engagement brutal, en LinkedIn tiene un engagement brutal, hace un webinar y es un éxito, hace esto, es un éxito, lanza un podcast y de repente ya está en los top 10. ¿Cómo puede ser? Bueno, pues es porque son personas que entienden estos fundamentos, y esto fundamentos al final, es primero, tener muy claro quién es tu público objetivo, segundo, es tener muy claro cuáles son sus puntos de dolor, porque al principio, cuando alguien te descubre y decide seguirte, o escucharte, o verte o leerte, lo hace en plan egoísta, no es para ser tu amigo ni hacerte sentir bien, es porque tiene una necesidad o un problema y está esperando que tú le ayudes a resolverlo; hay que entenderlo.


Esperamos que luego se establezca una relación de mayor afinidad, pero al principio buscan una solución, buscan a alguien que les ayude a resolver un problema, ir desde el punto A al punto B. Entonces, lo primero que tenemos que tener claro es ¿quiénes son estas personas?, ¿qué tienen en común? porque si entendemos quiénes son nos va a resultar más fácil conectar con estas personas, utilizar ejemplos que les suenen familiares, encontrar más personas similares, etc., ¿Cuáles son los problemas de verdad que les mueve? Y no es decir: “es que quiero construir un negocio online”, ¿pero no será que falta información en internet? ¿Por qué no te ha aportado lo que hay? O sea, ¿qué es lo que te falta? ¿Qué es lo que no te termina de cuadrar? Y luego también tener muy claro ¿cuál es nuestra propuesta única de valor?.


Hay mucha gente que hace lo que hago yo, entonces, yo no puedo ser otra gente, yo tengo que ser yo mismo, tengo que hacerme fuerte en las cosas que yo soy fuerte. Hay gente que tiene un gran sentido del humor, hay gente que es muy analítica, hay gente que es muy trabajadora, o sea, cada uno tiene sus ventajas competitivas. Entonces, también tenemos que ser conscientes de ellas, porque todo el mundo es muy rápido a la hora de identificar todo lo que hace mal, todas sus lagunas y en todo eso somos expertos, pero nos cuesta a veces decir: “soy bueno en esto y aquí es donde tengo que hacerme fuerte” y provechar esas ventajas competitivas. Entonces, yo creo que todo lo que genera conversación a mí me ha ido muy bien, el email marketing ha sido fundamental.


El email marketing, unido a cualquier cosa que hagas, te va a ir muy bien. Mi podcast no hubiera crecido tanto si yo no lo hubiera unido con el email marketing, por ejemplo, presentando el podcast a mis nuevos suscriptores de forma automatizada, a través de una secuencia de bienvenida que les explique lo que es un podcast y porqué deberían escucharlo. Porque eso quiere decir que si yo estoy consiguiendo en mi web 10, 15, 20 suscriptores nuevos al día son 10, 15, 20 uevas personas que están conociendo el podcast. Y hay un solapamiento porque hay gente que se ha suscrito precisamente porque ha oído el podcast no es 100 porciento así, pero así muchas personas que me han descubierto. Por ejemplo, tú ahora me estás haciendo una entrevista, a lo mejor mucha gente va a ir a la página web, se va a suscribir y a través de los emails que va a recibir, va a descubrir mi podcast. Los webinars que uno hace van a funcionar mejor si tienes una lista de email marketing y si sabes manejar los mensajes que envías antes y después de un webinar. Yo he potenciado artículos y contenidos en LinkedIn a través del email marketing, he vendido a través del email marketing, he conocido los problemas de violencia a través del email marketing. Por lo tanto, si tuviera que quedarme con una herramienta de comunicación, te diría que el email marketing porque es genérico.


Luego, parece que ahora está funcionando LinkedIn muy bien para generar audiencias nuevas, para generar conversación como red social, probablemente es mi red social favorita ahora mismo junto con Instagram, pero soy consciente de que estas cosas van y vienen, que no puedes construir tu negocio sobre Instagram o sobre YouTube, porque mañana puede desaparecer, mañana puede cerrar, mañana puede cambiar su política, mañana puede cambiar el algoritmo como hizo Facebook con las fanpages. Entonces, yo le diría a la gente que tuviera cuidado con poner todos los huevos en una cesta de una única herramienta.


El podcast es diferente porque no es un canal. Tu podcast está disponible en Spotify, en Appel, en iTunes, en iVoox, en mil sitios, en Google Podcasts y también lo puedes enviar por email a la gente porque aunque no hubiera plataformas de podcast, yo podría grabar un mp3, enviárselo a mis suscriptores por email y cumpliría el mismo efecto. Entonces, hay que buscar, yo creo, estas herramientas donde puedo generar conversación en otra. Entonces, para mí el podcast junto con el email marketing como herramienta de conversación es quizás lo más potente.


Daniel León: Bueno, eso último que has dicho, creo que más allá de los conceptos, importantísimos, que mencionaste al comienzo de la respuesta me parece fundamental. Lo que tú dices de encontrar la manera de no depender de una sola plataforma o de una sola red social para construir tu negocio, porque es clarísimo, en algún momento cambia las reglas del juego y te quedas corto.


Súper valioso lo que dices del email marketing, porque si tú ya tienes una base de datos, una lista de correos, pase lo que pase, tienes el contacto directo. Entonces, eso me parece muy, muy importante. Al momento de tu iniciar tu podcast, en este caso, ¿qué crees que fue indispensable para poder desarrollarte, en los primeros pasos?


Oscar Feito: Pues fíjate que curioso, pero en cuanto me estabas haciendo la pregunta me ha venido una cosa a la cabeza, y es tener contenido previamente porque yo no empecé a hacer entrevistas hasta el episodio 30 o 40. Los primeros eran contenidos hablados donde yo básicamente leía post que ya había escrito. Muchos de los artículos que tú encuentras en “Mimbres mentales”, que como te digo, no es un libro como tal, sino una colección de reflexiones independientes, prácticamente todas esas píldoras que están en “Mimbres Mentales” han sido episodios en solitario de mi podcast. Yo pude lanzar el podcast porque realmente el coste relativo, el coste marginal de crearlo era muy bajo porque ya tenía el contenido.


Era simplemente decir: “vale, este post que yo he escrito sobre el síndrome del impostor o sobre ¿cómo identificar los pain points de tu audiencia que eran originalmente post en mi blog que recordemos nadie leía y de ahí la frustración, y de ahí la idea de crear un podcast; simplemente tenía que leerlos. Si yo no hubiera tenido ese contenido y hubiera tenido que empezar de cero a crear contenido para el podcast o empezar directamente con las entrevistas en un momento en el que no tenía confianza, nadie me conocía, nadie me iba a decir que sí; quizás hubiera sido difícil.


Entonces, yo creo que la clave fue tener ya algo de contenido y para mí fue muy fácil grabarlo porque ya lo tenía escrito. O sea, yo tenía un post literalmente sobre “¿qué es el posicionamiento SEO”? y podía explicar ¿cómo funciona un buscador?, ¿cómo funciona la indexación?, ¿cuáles son los factores que Google prioriza a la hora que una página salga arriba? y podía explicarlo como si fuera un resumen de ese artículo que ya había escrito. Eran como artículos leídos, así empezó mi podcast. Y si no hubiera tenido ese contenido, probablemente hubiera dificultado mucho el comienzo.


Daniel León: Claro. Buenísimo. Sí, definitivamente. Yo muchas veces trato de animar a las personas que ya están generando contenido en blogs, como era tu caso, a que se animen, porque realmente dar ese paso del blog al podcast es relativamente sencillo. Lo puedes hacer de manera muy rudimentaria, con lo que tengas y en muy poco tiempo lo puedes tener al aire. Pero si no lo tienes, en realidad tienes que trabajar muy, muy fuerte para tener contenido valioso que puedas convertir en un podcast.


Oscar Feito: Hay formas que eso se puede suplir a través de las entrevistas, es la opción más clara, pero también dialogando con tu audiencia; esa es la mejor forma. Mis episodios más populares no han sido las entrevistas con los referentes máximos del marketing online que he tenido la suerte entrevistar en mi programa, incluso gente muy conocida en otros sectores como el deporte o el mindfullness, o escritores muy famosos y periodistas; sino con gente anónima a modo de consultorías. Es decir, si tú no tienes claro de qué hablar en tu podcast, busca ese prototipo de tu público ideal, de ahí, una vez más, lo importante de empezar por eso y que vengan al podcast, y que te hagan preguntas, porque lo más probable es que la gente que te está escuchando tengan las mismas preguntas y ese es un buen sitio para empezar también si no tienes contenido. Es un contenido que funcionaba muy bien, todo el mundo se lanza a las entrevistas, pero a veces lo mejor no es entrevistar a un referente, sino entrevistar a alguien que está empezando, de forma que tu autoridad por asociación va a quedar siempre muy contrastada.


Daniel León: Muy buenos consejos, la voy a aplicar más temprano que tarde, en lo que has dicho, lo último de, por ejemplo, de no necesariamente realizar una entrevista a un gran referente, sino abrir el canal para que tu audiencia pueda soltar sus preguntas y responderlas. Tal vez pueda ser una buena idea para generar contenido y definitivamente me parece que hay mucho valor en lo que nos comenta Oscar. Bueno, la verdad se ha pasado muy rápido, pero ya hemos llegado al final de la entrevista. Cuéntanos ¿dónde encontrarte? ¿Cómo encontrar tu podcast, tu canal de YouTube? Lo que tú nos quieras compartir.


Oscar Feito: Pues mira, lo más fácil es que vayan a www.oscarfeito.com, que se suscriban a la lista porque van a recibir todo el valor, los mejores contenidos. Yo además escribo los emails como historias que son bastante curiosas, son bastante graciosas, la gente me va a conocer mejor; es increíble el valor formativo y al mismo tiempo de entretenimiento de esa secuencia de correos. Ahí tienen las distintas redes sociales en las que estoy presente. Estoy especialmente activo en Twitter, en LinkedIn y en Instagram; esas son las principales. También tengo página en Facebook, pero no soy tan activo ahí, y el podcast por supuesto, “La Academia de Marketing Online” disponible en todas las principales plataformas donde escuchan los podcast con 300 y pico episodios hasta la fecha y yo creo que seguro encuentran algo de su interés.


Daniel León: De todas maneras, puedo asegurar que yo lo he encontrado, así que creo que mucha gente también lo va a hacer. Bueno, Oscar, agradecerte de nuevo por participar, realmente yo creo que has aportado bastante a la audiencia de “Todos sobre Podcasting”. Personalmente, a mí como podcaster y como emprendedor he cogido varias cosas valiosas de lo que nos has contado y, bueno, encantado de conocerte. Estemos en contacto para futuras conversaciones y para lo que vengan.


Oscar Feito: Igualmente, perfecto, muchísimas gracias. Encantado de estar aquí, esperemos efectivamente haya hoy ayudado a los oyentes.

Daniel León: De todas maneras, muchas gracias.

Oscar Feito: Gracias a ti.

Daniel León: Listo, podcasters. Esa fue nuestra entrevista a Oscar Feito. Realmente estamos muy contentos con todo el valor que nos aporta Oscar en esta conversación. No dejen de suscribirse a nuestro podcast “Todo sobre Podcasting” en su plataforma de preferencia y también seguirnos en nuestras redes sociales, donde nos pueden encontrar como @palcastpodcast. Nos pueden encontrar en nuestra página web www.palcastpodcast.com, donde podrán encontrar más podcast interesantes y nuestros servicios de producción de podcast. Además, asesoría para todo lo relacionado al podcasting. Mi nombre es Daniel León. Espero que estén muy bien. Muchas gracias.



Palcast Red de Podcasters.

4 vistas

©2020 por Palcast.